Pedro: un Caso de Insomnio en una Persona de Edad Avanzada

annie-spratt-583427-unsplash-WEB-1080x675 (1)

Pedro es un hombre de 75 años, que vive solo desde la defunción de su mujer, ahora hace aproximadamente un año.

 

Pedro había sido un hombre muy activo, pero en los últimos años lleva una vida más sedentaria, manteniendo únicamente hobbies que no le demandan una gran movilidad.

Su rutina diaria es la siguiente:

Suele despertarse sobre las 7 de la mañana, aunque se queda estirado en la cama hasta las 8 o incluso las 9 de la mañana.

Pedro es un gran amante del café, aunque consciente de cómo le influye la cafeína en el sueño, suele restringir la ingesta a dos cafés, uno en el desayuno y otro después de la siesta.

La mañana la suele dedicar a hacer la compra del día, aunque no le gusta alargar mucho el tiempo que pasa en la calle.

 

Después de comer mantiene su ritual diario de la siesta, a lo que se suma alguna cabezada a lo largo de la mañana o de la tarde, mientras lee el diario o ve la televisión.

Pedro suele preparar la cena temprano, y después de cenar es muy aficionado a ver una o incluso dos películas. Muchas veces acaba acostándose tarde y levantándose a la mañana siguiente cansado, o con sensación de sueño poco reparador, lo que le genera una mayor somnolencia diurna. Por lo que esos días suele acostarse más temprano, aunque muchas veces lo hace aún sin tener sueño, tardando mucho tiempo en conciliar el sueño, a veces incluso horas, y siendo éste más ligero que de normal, con despertares frecuentes. Eso hace que su horario de acostarse sea muy cambiante, y que éste fluctúe en función de cómo haya descansado la noche anterior.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Entérate de todas las Novedades y Consejos para tener una VIDA SANA!

Comparte nuestro contenido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *