Rinitis: Causas, síntomas y cómo abordarla

rinitis

Se suele creer que la rinitis es algo relativo a la primavera o el otoño, y que tiene que ver con la alergia. Sin embargo, podemos padecerla también en invierno y por motivos distintos, en cualquier caso siempre padeciendo síntomas molestos.

Desde Ysana nos preocupamos por tu salud, por ello, hoy te explicamos acerca de la rinitis, sus causas, síntomas y cómo podemos abordarla y prevenirla.

¿Qué es la rinitis y por qué se produce?

Como su nombre indica (rino-, nariz, e -itis, inflamación), la rinitis es una inflamación de la mucosa nasal.

Existen dos tipos de rinitis, la alérgica y la no alérgica. La alérgica es aquella que se da por una reacción exagerada del organismo frente a elementos que no suponen una amenaza (alérgenos). Dependiendo de en qué tiempo aparezca, podemos encontrar la estacional o la perenne.

Las rinitis que no son producidas por alérgenos, pueden ser:

  • Infecciosa: Por virus como los de la gripe y el resfriado, o bacterias.
  • Física: Por condiciones meteorológicas adversas (como el frío).
  • Mecánica: Debido a desviaciones del tabique nasal u otras malformaciones. También por obstrucciones a causa de cuerpos extraños.
  • Atrófica: Por una reducción agresiva de los cornetes.
  • Hormonal: A causa de hipertiroidismo u otros desórdenes hormonales.
  • Medicamentosa: Relacionada con la toma de ciertos fármacos, como los vasoconstrictores.

En invierno, pese a que se puede dar también rinitis alérgica u otros tipos de rinitis no alérgica, las más frecuentes son las de tipo físico e infeccioso.

Síntomas de la rinitis

Los síntomas de la rinitis son muy similares en los distintos tipos. Los principales son:

  • Estornudos frecuentes.
  • Picor en el área nasal.
  • Congestión nasal.
  • Secreción abundante de mucosidad.
  • Goteo postnasal.
  • Lagrimeo y picor de ojos.

Estos síntomas, aunque no son graves, pueden ser muy molestos. Además, pueden generar problemas como molestias oculares o irritación y sequedad nasal interna y externa debido a la mucosidad.

Abordaje y prevención de la rinitis

Tanto para mejorar los síntomas de la rinitis como para prevenirla, existen una serie de hábitos que podemos llevar a cabo:

  • En casos de rinitis alérgica, evitar, en la medida de lo posible, estar en contacto con los alérgenos.
  • Beber abundante agua para hidratar las mucosas y fluidificar la mucosidad.
  • Humidificar y ventilar los espacios.
  • Evitar los agentes irritantes.
  • Prevenir los contagios de gripe y resfriado, lavándose las manos y superficies, evitando las aglomeraciones y los cambios de temperatura.
  • Realizar lavados nasales para descongestionar, limpiar y calmar la nariz. Cabe destacar que es recomendable evitar los vasoconstrictores o los corticoides. Para ello, será mejor optar por soluciones naturales y suaves como las aguas de mar.

Desde Ysana hemos desarrollado Free Nose® Agua de Mar, que hidrata fuertemente las cavidades nasales gracias a su acción mecánica de lavado y extracción, que asegura la permeabilidad de la mucosa nasal.

Conserva la especificidad de las propiedades vitales del agua de mar natural, ya que su agua marina proviene de la Bahía de Cancale en Bretaña (Francia), siendo conocida por su calidad.

Free Nose® Agua de Mar Hipertónica +6 años espray nasal 30 ml

Espray Nasal de 30 ml.+6 años.

Solución nasal descongestionante diseñada para limpiar y purificar la cavidad nasal.

Indicada para congestión, rinitis y sinusitis.

Más información

Ahora ya conoces más acerca de la rinitis y cómo actuar en estos casos. Si quieres saber más acerca de cómo cuidar tu salud de manera natural, te invitamos a seguir los artículos de nuestro blog y conocer nuestros productos de la gama nariz.

Ir arriba