INGREDIENTES (para 2 personas)

  • 1 remolacha cocida.
  • 1 manzana pequeña.
  • 1 zanahoria.
  • 1 trozo de jengibre.
  • Una pizca de cúrcuma.
  • 250ml de agua de coco.
  • Hielo

ELABORACIÓN

  1. Pelar la manzana y la zanahoria.
  2. Introducir la remolacha, la manzana, la zanahoria en una licuadora o extractor.
  3. Añadir el agua de coco.
  4. Añadir el jengibre y la cúrcuma.
  5. Añadir hielo picado o introducir en el congelador durante 3 horas y volver a batir para una textura más cremosa. 

VALORACIÓN NUTRICIONAL

 Un licuado con propiedades antinflamatorias y vasodilatadoras, además de ser fuente de vitaminas A, grupo B, y minerales como hierro, magnesio y sodio. Una receta con un aporte calórico bajo-medio, sin grasas ni proteínas. El potencial antiinflamatorio es aún más elevado gracias a la adición del jengibre junto a la cúrcuma. 

A nivel deportivo, se trata de una opción interesante porque los nitratos aportados en esta receta por la remolacha son esenciales, ya que son precursores del óxido nítrico, una molécula que potencia el aporte de oxígeno a las células y mejora el rendimiento.  

kcal/ración: 100

Carbohidratos: 23g

De los cuales azúcares: 2g

Grasas: 0g

Proteínas: 1g

Sodio: 0,062g