INGREDIENTES (para 2 personas)

  • 250g de pechuga de pollo sin piel.
  • ½ cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 manzana granny Smith.
  • 70ml de zumo de manzana.
  • 1 cucharadita de salvia fresca.
  • 1 cucharadita de tomillo.
  • 1 cucharadita de miel.
  • Una pizca de sal.
  • 1 y ½ cucharada de aceite de oliva virgen extra. 

ELABORACIÓN

  1. Precalentar el horno a 200ºC.
  2. Cortar las pechugas de pollo por la mitad y a lo largo.
  3. Añadir media cucharada de aceite de oliva aceite de oliva en una sartén y marcar las pechugas durante 2-3 minutos por cada lado.
  4. Colocar las pechugas de pollo en una bandeja apta para horno.
  5. En la misma sartén, añadir media cucharada de aceite de oliva si fuese necesario para saltear la cebolla y el ajo durante 3-4 minutos.
  6. Añadir la manzana en rodajas en la misma sartén y cocinar durante un minuto más.
  7. Agregar el zumo de manzana y la miel y sazonar con la sal, salvia y tomillo. 
  8. Verter la mezcla realizada sobre el pollo y hornear durante 35-40 minutos o hasta que el pollo esté bien cocido.
  9. Dejar reposar unos 5 minutos y servir. 

VALORACIÓN NUTRICIONAL

Una receta equilibrada con un buen aporte proteico de proteínas de alto valor biológico, en especial de los aminoácidos esenciales que nuestro organismo no sintetiza. Una receta rica en hierro, zinc, magnesio, selenio, cromo y fósforo y vitaminas como la A y las del grupo B, en concreto, la B1, B2, B3, B6 y B12.

Con sabores afrutados de la manzana, el ligero dulzor de la miel y el punto de sabor de las hierbas aromáticas lo hacen un plato equilibrado a nivel gastronómico, y si quisiéramos aportar un mayor contenido de carbohidratos, se le podría añadir un poco de arroz.

kcal/ración: 246

Carbohidratos: 12g

De los cuales azúcares: 7g

Grasas: 12g

Proteínas: 23g

Sodio: 0,453g