Meditación: Ventajas de incluirla en el día a día

Nuestro ritmo de vida es tan ajetreado y debemos estar tan atentos a todo a nuestro alrededor que generalmente, no tenemos tiempo para conectar con nosotros mismos. Una práctica eficaz y fácil para conseguirlo es la meditación.

Desde Ysana nos preocupamos por tu salud. Por ello, hoy te explicamos en qué consiste la meditación y cómo llevarla a cabo.

¿Qué es la meditación y para qué sirve?

La meditación se ha utilizado desde la antigüedad. Mientras que en su origen tenía como objetivo tener un conocimiento mayor de lo sagrado, actualmente se considera una técnica para cuidar del cuerpo y de la mente.

Esta práctica consiste en tratar de conseguir un estado de concentración profundo para llegar a la relajación, a la claridad mental y a la tranquilidad.

Cuando meditamos, eliminamos todos los pensamientos que pueden estar en nuestra mente y nos generan estrés y ansiedad, concentrando la atención.

Gracias al descenso del estrés y la ansiedad, los niveles de cortisol disminuyen. Por ello, es tan recomendable para realzar el bienestar físico, emocional y mental.

¿Cómo hacer meditación?

Como en cualquier otra práctica en la que nos iniciemos, para llevar a cabo de manera efectiva la meditación deberemos seguir una serie de pasos. Te los detallamos:

Elegir un buen momento y espacio

Cualquier momento es bueno para practicar la meditación, porque cualquier momento es bueno para calmarnos. Sin embargo, en el inicio recomendamos realizarla cuando estés tranquila o tranquilo y no sientas demasiado cansancio. Más adelante, cuando ya hayas practicado más, podrás llevarla a cabo en cualquier momento y lugar.

Aunque para algunas personas practicar la meditación en la naturaleza les es beneficioso, al principio es mejor hacerlo en una habitación tranquila para evitar distracciones.

Optar por una postura que resulte cómoda

No existe una postura específica y preferible para la meditación, sino que depende de cada persona y de cómo se sienta más cómoda. Es importante elegir una postura que resulte cómoda para poder relajarnos mejor. Sin embargo, al principio recomendamos que se lleve a cabo sentados.

Controlar el tiempo

Al principio es posible que sientas ansiedad porque no sepas cuánto tiempo llevas meditando. Por eso, recomendamos poner un cronómetro del tiempo que deseas meditar (5 o 10 minutos) y luego acabes prescindiendo de él o aumentes el tiempo de meditación.

Cerrar los ojos y concentrarse en la respiración

Aunque se puede meditar con los ojos abiertos, cerrarlos ya nos induce a la relajación y a sentir el momento presente. Empieza cerrando los ojos durante un tiempo y luego introduce la respiración consciente. Esto consiste en inhalar y exhalar profundamente y centrarnos en los cambios que esto genera en nuestro cuerpo y en sus movimientos.

Aceptar los pensamientos

Cuánto más evitamos pensar en algo más lo hacemos. Por ello, aunque la meditación tiene como objetivo calmar la mente, es inevitable que sigamos teniendo pensamientos. Es fundamental, por lo tanto, que si aparecen pensamientos negativos los observemos y aceptemos, pero los dejemos ir, no los interioricemos.

Hacer meditaciones guiadas, con mantras o música

Al principio puede ser de ayuda seguir meditaciones guiadas por una voz, con música o mantras. Estas pueden enseñarnos distintas técnicas de relajación y ayudarnos en temas concretos (como combatir el insomnio, mejorar la productividad, etc.).

Ser constante

Al igual que en cualquier otra actividad, la meditación es un entrenamiento y para obtener resultados es preciso que su práctica sea constante.

Más allá de la meditación

Como has visto la meditación puede ser una gran aliada para calmarnos en nuestro día a día, pero hay más opciones para conseguirlo.

Desde Ysana proponemos nuestras soluciones Calmyzen Complete y Calmyzen Instant, que gracias ayudan a calmar en períodos de nerviosismo gracias a su contenido en azafrán, vitamina B6 y magnesio. ¡Descúbrelas!

Calmyzen® Complete

Ayuda a calmar en períodos de nerviosismo, gracias a su contenido Vitamina B6, extracto de Griffonia y Magnesio, que contribuyen al correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Con Azafrán, Griffonia Simplicifolia, Vitamina B6 y Magnesio.

Ahora ya conoces más acerca de la meditación y los beneficios de incluirla en tu día a día. Si quieres saber más acerca de cómo cuidar tu salud de forma natural, te invitamos a seguir los artículos de nuestro blog y conocer nuestros productos para el control del estrés.

Ir arriba